Inicio Estilo de Vida Detox post-navideño
Detox post-navideño

Detox post-navideño

7 enero, 2019 0 comentario

Turrones, roscones de reyes, copitas de vino, polvorones, puñados de langostinos…seguro que tu dieta esta navidad ha sido de todo menos healthy. Año tras año se te olvida (a ti y a todos) que es tu cuerpo el que paga las consecuencias. Te sientas hinchada y los michelines se han asentado en tu cintura para quedarse. No te vamos a decir que tiene remedio con comer un poco de verde, pero sí que estás a tiempo para desintoxicarte de los excesos con unos trucos sencillos y un poco de voluntad. ¡A por ello!

Sé realista

De nada sirve que te pongas a tope con un montón de buenos propósitos si tus objetivos son poco realistas. Solo conseguirás desmotivarte y perder ganas de seguir intentándolo.

Si quieres perder peso, empieza poniéndote un objetivo realista, por ejemplo medio kilo a la semana. Seguramente al principio pierdas peso rápido pero habrá un momento que te estanques. ¡No te preocupes! Lo importante no es perder peso, sino perder grasa, ¡y ya estás en ello!

¡Haz ejercicio desde ya!

No hay dieta en el mundo que funcione de verdad si no añades el deporte.

Tienes que tomarte el ejercicio como parte de tu rutina. No se trata de ir todos los días al gimnasio como una loca. Busca una actividad que te guste y comienza poco a poco: dos veces por semana, luego tres. Y si llegas a cuatro… ¡pues, perfecto!

Intenta todos los días hacer algo, por ejemplo, ¿por qué no subes las escaleras para llegar a casa?, ¿y si o caminas en vez de coger el autobús o el metro?

Si además de hacer deporte, te aplicas una crema tonificante durante el día y la noche te notarás más firme y tonificada en poco tiempo.

Detox tras Navidad: apúntate al gimnasio

¿Y la “dieta”?

Lo primero destierra de tu vocabulario la palabra “dieta”. Suena obligatorio y horrible. Tienes que empezar a adquirir hábitos de vida saludables y tu alimentación es parte de esos hábitos.

Cuidar tu alimentación no significa pasar hambre, de hecho ¡todo lo contrario! Nunca deberías pasar hambre. Para ello, 5 comidas al día es lo más correcto. Si además tienes en mente ir reduciendo la comida que ingieres a lo largo del día y cenar ligero, ¡mejor que mejor!

Quítate lo innecesario

  • Lo primero, ¡deshazte ya de los dulces navideños! Dáselos a tu tía o a tu vecina del pueblo, pero no almacenes algo que te puede hacer caer en la tentación en cualquier momento.
  • Seguro que puedes vivir sin frituras y salsas. Intenta acostumbrarte al alimento tal cual es, sin complementos ni añadidos.
  • Olvídate de los alimentos preparados y ultra-procesados.
  • “Tira” de especias para potenciar el sabor y trata de no echar mucha sal, así conseguirás no retener líquidos.

Elige grasas buenas como aguacate, frutos secos o aceite de oliva

Selecciona las grasas que comes

No pretendemos que quites la grasa completamente de tu alimentación. ¡Las grasas no son el enemigo! Simplemente, selecciona las mejores para que esto de cuidarte no se te haga tan cuesta arriba: frutos secos, aguacate y aceite de oliva (poliinstaturadas) en vez de mantequilla, bollería o galletas (grasas saturadas).

Cocínalo correctamente

Seguro que no te estoy descubriendo la pólvora…pero por si acaso te lo recuerdo: intenta cocinar al vapor o en el horno en vez de freír. Son cocciones que requieren de menos grasa y que además ¡no te quitan tiempo!

Por ejemplo, unas verduras al horno son fáciles de hacer con unas pocas especias. Acompáñalo de un filete de pollo a la plancha con un poco de ajo para darle sabor, ¡y listo! Fácil y sano.

¡La fruta es tu amiga!

Sí, lo sé, los turrones y los polvorones están ricos… ¡pero la fruta también! Elige fruta de temporada para asegurarte de que es de la mejor calidad y que son alimentos de proximidad.

Si hablamos de depurarnos tras la Navidad, la piña y la papaya son perfectas para este propósito. ¡A comprar piña, amigos!

¿Quieres hacer detox tras las Navidades? Elige fruta que depure tu organismo

¡Agua y té, el mejor detox!

Ni refrescos azucarados ni zumos, lo mejor es el agua o las infusiones para que tu organismo se depure. Dos litros al día entre agua e infusiones es lo mejor, así te mantendrás hidratada y eliminarás toxinas.

¡Toxinas también fuera de tu piel!

Los excesos de las Navidades también se notan en la piel, y mucho: piel apagada, tono poco uniforme y poca luminosidad. Si quieres corregir esos excesos, comienza por cuidarla cómo se merece:

  1. ¡Comienza a tener una rutina de cuidado de la piel desde ya! Por ejemplo esta rutina en 3 pasos para pieles con primeras arrugas.
  2. Exfolia tu piel para eliminar impurezas y retirar las pieles muertas. ¡Descubre todo lo que hace un exfoliante por tu piel!
  3. ¡Apúntate a la luminosidad! Líbrate del tono apagado con productos con vitamina C.

 

Y ahora llegan las buenas noticias: cn un poco de constancia, tanto tu cuerpo como tu piel comenzarán a notar resultados. ¿Y tú? ¿ya has comenzado tu detox sin fecha de caducidad?

También te puede interesar

Deja un Comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies y herramientas similares para ayudarte a descubrir tu pasión por Tu Belleza MK. Al continuar usando esta página web, estás aceptando el uso de cookies en tu dispositivo a menos que las hayas deshabilitado. Puedes modificar en cualquier momento la configuración de cookies desde tu navegador, aunque puede que algunas secciones de nuestro Blog no funcionen correctamente sin el uso de las cookies. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies