Inicio Cuidado de la piel Estrenamos agua micelar: nuestra fórmula para una limpieza facial perfecta
Estrenamos agua micelar: nuestra fórmula para una limpieza facial perfecta

Estrenamos agua micelar: nuestra fórmula para una limpieza facial perfecta

8 abril, 2021 0 comentario
tu-belleza-mk-blog-mary-kay-espana-agua-micelar-limpieza-facial-02

En el equipo nos moríamos de ganas de que llegase la primavera. ¿Sabes esa sensación de acabar el trabajo y ver que aún no se ha hecho de noche? Por fin ha llegado el momento en que podemos aprovechar el solecito de las tardes, ya sea saliendo a correr o quedando con amigas en una terraza. Sin embargo, al pasar más tiempo fuera de casa, nuestra piel se ve mucho más expuesta a agentes externos. ¡De ahí que en Mary Kay hayamos diseñado nuestra primera agua micelar!

Como ya te explicábamos en el blog, la contaminación, especialmente si vives en una gran ciudad, acaba repercutiendo en tu aspecto facial. Porque ensucia la cara, obstruye los poros y desgasta la piel, propiciando la aparición de los clásicos signos de la edad. ¡Por no mencionar el maquillaje! Utilizarlo no es un problema. El dilema surge cuando no empleamos un buen desmaquillante de cara y de ojos, o no lo aplicamos como se debe, o lo hacemos con prisas.

Y es normal. ¡Desmaquillarse a veces supone un engorro! También sabemos que mantener la limpieza facial al día no siempre es fácil. Por eso nuestra Agua Micelar Mary Kay® cuenta con una fórmula que limpia la cara en profundidad, ¡y sin tener que perder demasiado tiempo! Además, ofrece doble limpieza. Sirve para momentos concretos (días de mucha prisa, al acabar del gimnasio, si andas fuera de casa el finde…), y como producto esencial que puedes combinar con tu limpiadora diaria para que los efectos sean más potentes.



tu-belleza-mk-blog-mary-kay-espana-agua-micelar-limpieza-facial-03

¿Qué hace exactamente el agua micelar?

La explicación es sencilla: actúa como una limpiadora facial todoterreno. O sea, que nuestra Agua Micelar Mary Kay® es capaz de eliminar, y de una sola vez, cualquier impureza de nuestro rostro. Desde las partículas de la polución que sufrimos a diario, el maquillaje de cara (también el más resistente), el exceso de sebo que la piel genera durante el día o por la noche, la sudoración después de un buen entrenamiento… ¡Hasta el polvo de la habitación en la que teletrabajamos a diario!

El agua micelar que hemos creado, por tanto, limpia la epidermis al 100%, incluida la piel de los labios, para que no haya ninguna barrera que pueda taponarla. Además, al no integrar perfumes, alcoholes o parabenos, la fórmula de este producto ni pica ni seca el rostro, sino todo lo contrario: respeta el pH, hidrata la cara y ofrece una sensación de piel fresca y tersa. ¡Limpieza e hidratación dos en uno! ¿Ahora entiendes por qué te decíamos que era un producto todoterreno?



¿En qué se basa su fórmula?

Lo notarás nada más usarla. Es de base acuosa, por lo que puedes aplicarla en un abrir y cerrar de ojos, y gracias a su ligereza no dejará residuos en la superficie del rostro. ¿Más detalles? En esencia, nuestra Agua Micelar Mary Kay® se compone de agua purificada que, a diferencia del agua estándar, garantiza que la piel no se reseque. Por otro lado, también incluye tensioactivos que se agrupan formando esferas diminutas, las llamadas micelas, que por sus dos extremos actúan como un imán. Atraen la suciedad y el exceso de sebo justo al entrar en contacto con la piel de la cara. 



tu-belleza-mk-blog-mary-kay-espana-agua-micelar-limpieza-facial-05

¿Cómo debo utilizar el agua micelar?

  • Aplica el Agua Micelar Mary Kay® sobre un disco de algodón. Por cierto, ¿has probado ya los discos reutilizables? Son igual de útiles y además no dañan el medio ambiente. Recuerda que debes mojar el disco al completo, pero evitando que el agua chorree.
  • Después, desliza el disco por el rostro, del centro hacia los dos laterales, sin olvidarte tampoco de la zona de los labios. Evita arrastrar los discos, porque así no conseguirás ningún efecto: ¡tan solo estarás arrastrando la suciedad sin deshacerte de ella! Haz movimientos circulares y toquecitos suaves, con los que a la vez fortalecerás la circulación. 
  • Otro dato importante: después de lavarte la cara con el agua micelar ya no hará falta aclarar el rostro con agua. Tan solo tienes que dejar que este producto haga su efecto y que tu piel lo absorba a su debido ritmo, ganando en suavidad e hidratación


¿Con qué otros productos puedo complementar la limpieza facial en mi rutina de belleza?

Además de estar pensada para momentos concretos (cuando te falta tiempo o no estás en casa), nuestra Agua Micelar Mary Kay® también se ha ideado para el paso inicial de cualquier rutina de cuidado de la piel. ¿Aún no has empezado ninguna rutina? Nuestras Consultoras de Belleza Mary Kay pueden ayudarte al respecto (escríbele a la tuya o encuentra una aquí). Ellas estudiarán tu tipo de piel, te propondrán una rutina personalizada y sesiones de belleza, y te asesorarán al milímetro sobre los productos que abajo te recomendamos. Todos se centran en un mismo objetivo: ¡obtener una piel limpísima e hidratada!

tu-belleza-mk-blog-mary-kay-espana-agua-micelar-limpieza-facial-04

A primera hora del día, tras aplicar el agua micelar (que eliminará los restos de sebo producidos por la noche, preparando tu piel para la base de maquillaje), puedes optar por el Gel Limpiador Botanical Effects®, libre de aceites. ¿Su función? Gracias a sus extractos de fruta del dragón y de aloe vera, limpia la piel y la nutre con un impulso de antioxidantes. Entre las opciones también está el Tónico Facial Refrescante Botanical Effects®, que se centra en eliminar las células muertas, disminuir la apariencia de poros y controlar los brillos. Seguidamente, el Gel Hidratante Botanical Effects® te asegurará una piel hidratada a lo largo del día, concretamente, durante 12 horas.

Por la noche, antes de acostarte, empieza con el Desmaquillador de Ojos Mary Kay® (en la foto de la izquierda) para eliminar el maquillaje específico de la zona de los ojos, como el corrector de ojeras, las sombras de ojos o la máscara de pestañas. Es vital que utilices este desmaquillante de ojos (es un desmaquillante sin aceites), puesto que está diseñado para una de las zonas más sensibles del rostro donde antes florecen los signos de la edad. ¡Dedícale tiempo! Luego aplica el Agua Micelar Mary Kay®. Y por último, para una limpieza e hidratación integral, opta por cualquiera de los productos Botanical Effects® que te hemos indicado arriba, o por la Limpiadora 4 en 1 TimeWise® Age Minimize 3D™. ¡Tu Consultora de Belleza Mary Kay también te la recomendará cuando le contactes!



¿Puedo llevarme el agua micelar allá donde vaya?

Si has empezado a trabajar ya en la oficina, si quieres ir al gimnasio o, por ejemplo, si tienes la suerte de disfrutar de una escapada de fin de semana, presta atención: con nuestra Agua Micelar Mary Kay® podrás limpiar el rostro en cualquier ocasión, siempre que lo necesites, de forma rápida. Tan solo guarda el frasco del producto en tu estuche de maquillaje, en el bolso o en la mochila del gimnasio junto con algunos discos reutilizables, ¡y disfruta de una piel 100% limpia sin perder nada de tiempo! ¡Ya no hay excusas para seguir todos y cada uno de los pasos de tu rutina de belleza los 365 días del año!


También te puede interesar

Deja un Comentario