Inicio Maquillaje Rostro sin imperfecciones: aprende a disimularlas (de forma natural) mientras reparas tu piel
Rostro sin imperfecciones: aprende a disimularlas (de forma natural) mientras reparas tu piel

Rostro sin imperfecciones: aprende a disimularlas (de forma natural) mientras reparas tu piel

9 septiembre, 2021 0 comentario
001-tu-belleza-mk-blog-mary-kay-espana-rostro-sin-imperfecciones

Como la mayoría de mujeres de este planeta, seguro que tú también quieres salir a la calle de vez en cuando con un rostro natural. Con un aspecto facial efecto nude o cara lavada en el que no haya ni rastro de maquillaje. Aunque eso, amiga, todos sabemos lo que comporta: ¡dejar al descubierto aquello que no nos gusta de nuestra piel! Desde las clásicas bolsas y ojeras que surgen al trabajar mucho y dormir poco, hasta las arrugas, granitos o las pequeñas marcas que confirman el acné, a veces severo, que algunas sufrimos de adolescentes. 

Pero, ¿y si hubiera una forma de tapar esos defectillos mediante un maquillaje que te haga lucir súper natural? Igual que hicimos en nuestra web, en el blog de Mary Kay España te enseñamos hoy a conseguir un rostro sin imperfecciones, a la vez que cuidas y proteges tu cutis de los agentes externos, causantes en gran parte, por ejemplo, de los signos de la edad. ¡Toma nota de los tres sencillos pasos que hay que seguir para una piel natural y perfecta (por dentro y por fuera)!



Paso 1. Tu piel, un lienzo en blanco: prepara el rostro para que luzca sin imperfecciones

002-tu-belleza-mk-blog-mary-kay-espana-rostro-efecto-nude

Del mismo modo que un cuadro necesita de partida un lienzo liso e impoluto, tu rostro requiere un cutis sin imperfecciones para poder sacarle el máximo partido. ¿Y eso cómo se logra? Pues con el pilar fundamental que siempre defendemos: una rutina para el cuidado de la piel que incluya limpieza, hidratación y protección solar. Si aún no sigues una skin-care routine así, ¡dile a tu Consultora de Belleza Mary Kay que te confeccione una personalizada para tu tipo de piel! Ahora vamos a ver cómo aplicar la rutina dentro del paso 1:

  • Limpia tu piel en profundidad. Es fundamental para un rostro sin imperfecciones: con nuestra Agua Micelar Mary Kay® te desharás del sebo que tu piel genera cuando duermes, así como del sudor en un día de mucho calor (o al salir del gimnasio). Por cierto, ¡de esta agua micelar hablan en la revista InStyle!
  • Hidrata el rostro. Tras la limpieza dale un impulso nutritivo a tu piel con la crema hidratante del Set Milagroso 3D™ TimeWise®. Esta crema de cara, aparte de estar disponible para pieles normales/secas y mixtas/grasas, incluye protección solar FPS 30 y un complejo, el Age Minimize 3D™, que te ayudará a prevenir los signos de la edad. 
  • Aplica la prebase de maquillaje. A poder ser, utiliza una que te proteja del sol como la que tenemos en Mary Kay en formato gel (en la imagen de la derecha), que viene con FPS 15 Protección Media. Con ella disimularás las imperfecciones de tu rostro, aumentando a la vez la duración de la base de maquillaje que debes emplear a continuación. 


003-tu-belleza-mk-blog-mary-kay-espana-rostro-sin-imperfecciones

Paso 2. Hora de unificar el tono con la base de maquillaje

Debes tener en cuenta un aspecto esencial: tu tono de piel es único y distinto, por ejemplo, al de tus amigas, y tu color además va variando en función de la época del año (en verano seguro que estás mucho más morena que en febrero). Por eso, para conseguir un rostro sin imperfecciones, con un look efecto cara lavada, debes valorar muy bien qué base de maquillaje se adapta mejor a las peculiaridades de tu cutis. Nosotras te recomendamos la Base de Maquillaje TimeWise® 3D™ (a la derecha), disponible en 12 tonalidades en mate distintas. ¡Escoge el tono con tu Consultora de Belleza Mary Kay! Y ahora, presta atención a dos cuestiones importantes:

  • ¿Cómo corregir las imperfecciones de los párpados? Muy fácil. En vez de optar por una base de maquillaje estándar, prueba un fijador de sombras de ojos. En Mary Kay tenemos uno resistente al agua, que mantiene el maquillaje de ojos durante mucho más tiempo, ¡evitando que se arrugue o se cuartee con el movimiento de los párpados!
  • ¿Quieres acondicionar las pestañas? ¡Dicho y hecho! Podrás hacerlo con el Preparador de Pestañas Mary Kay®, que también conseguirá que las tuyas parezcan más largas. Además, funciona como una máscara de pestañas transparente (con efecto lifting), ¡ideal para un look efecto nude


004-tu-belleza-mk-blog-mary-kay-espana-rostro-efecto-cara-lavada

Paso 3. Ya queda poco para lucir un rostro sin imperfecciones, ¡con un acabado 100% natural!

¡Exacto! Y llegado a este paso, amiga, lo único que queda es corregir los últimos detalles. Puedes ser todo lo creativa que tú quieras, pero recuerda que para un cutis natural no hay que excederse con el color y la intensidad. ¡Lo que importa aquí es la contención!

  • ¿Y qué hay de los polvos? Pongamos que vas a estar todo el día sin pasar por casa, porque tienes una comida que se alargará hasta la noche. ¡Solucionado! Con los polvos, que actúan como fijador de maquillaje, lograrás que todo se mantenga intacto, controlando el brillo y el exceso de grasa en la cara durante, al menos, ocho horas. Y no solo eso. Puedes escoger polvos compactos. O los Polvos Sueltos Translúcidos Mary Kay® (en la foto de la derecha). Son invisibles, ¡y no le añadirán toques indeseables a tu look natural!


005-tu-belleza-mk-blog-mary-kay-espana-rostro-sin-imperfecciones

¿Algo más a tener en cuenta para un rostro sin imperfecciones?

Ahora que ya sabes los pasos, no te olvides de un factor clave: las herramientas. Y es que, siguiendo con el concepto de lienzo, para trabajar tu cutis necesitas un pincel adecuado, y renovarlo cada cierto tiempo. Porque, ¿acaso te gustaría que la suciedad incrustada en una brocha, que ya no se va ni frotando fuerte con agua y jabón, acabe ensuciando y dañando tu cutis? Piénsalo, ¡y échale un vistazo al set de brochas que hemos diseñado en Mary Kay para cuidar tu piel! Esperamos que todos los consejos de hoy, querida amiga, te hayan gustado. Nos vemos a la próxima… ¡sí o sí con un rostro sin imperfecciones!


También te puede interesar

Deja un Comentario